jueves, 10 de julio de 2014

De mis instalaciones y el romance artístico.

Siempre he pensado que el origami es mágico y que cada cosa hecha con el da para mucho. Es increíble como estos últimos meses me han dado la posibilidad de crear obras más grandes, con más colores y lo mejor de todo que se puede disfrutar por más personas, he creado instalaciones que llenan espacios de color pero que me han dado la posibilidad de tomar por sorpresa a transeúntes o a usuarios de lugares que sin previo aviso han llenado sus almas de pliegues con mis figuras.

El arte no es un capricho, es una necesidad, una manera de expresión, un método de romance en el que te vas enamorando y vas enamorando a quien te mira o te sigue, el arte es una pero sus expresiones son infinitas como el amor mismo.

Me pierdo entre mis colores y en un confín de historias creo mis obras que son de a poco origamis en instalaciones donde los colores juegan con las pupilas y al final del día es el observador quien decide si se deja enamorar.

Aquí una humilde instalación que ha sido para  mí el inicio de lo que espero sean muchas más.

No hay comentarios.:

Origami ó Fold forming

Origami, en definición sin muchos tecnicismos es plegar papel, con este nombre lo conocen se conoce en todo el mundo y es un...